¡Mi Esposa, Mi Vida! (Español)

Oct 27, 2013 1371

Boris-and-Anna-BeforeHace sesenta años, Boris y Ana Conllevo estuvieron casados durante sólo tres días antes de que él tuvo que embarcarse con su unidad de Ejército Roja. Cuando él volvió, Ana y su familia habían desaparecido – desterrada a Sabría por las purgas de Astillan. ¡Hasta que día, en un encuentro casi imposible, se encontraron de nuevo otra vez!

Boris-and-Anna-After“Pensé que mis ojos jugaban juegos conmigo,” dijo Ana. “Vía a ese hombre conocido que se me acerco, sus ojos mirándome fijamente. Mi corazón brincó. Yo sabía que era él. Gritaba con la alegría.” Boris, a los 80 años de edad, había vuelto para visitar la tumba de sus padres. Al salir del coche, alzó la vista y vio a Ana al lado de su vieja casa, donde ellos habían vivido durante los pocos días después de la boda. “Corrí a ella y le dije: ‘mi querida, he estado esperando por ti por tanto tiempo. Mi esposa, mi vida …”

Este fue un reencuentro maravilloso. ¿Cómo se reconocieron entre ellos? ¡Cuándo el amor s tan profundo, siempre se reconoce el uno al otro, sin importar el tiempo que haya pasado!

Aquí tenemos a otro encuentro asombroso:

¡Regocijaremos y allegaremos y donceles gloria! ¡Ha llegado el momento de las bodas del Cordero! Ya su esposa se ha preparado, 8 y se le ha concedido vestirse de lino fino, limpio y refulgente.» Y es que el lino fino simboliza las acciones justas de los santos. 9 … Bienaventurados los que han sido invitados a la cena de las bodas del Cordero. – Apocalipsis 19:7–9 (Reina Valera Contemporánea)

La novia del Cordero fue tomada rehén por el malvado hace mucho, mucho tiempo.¡Pero debido al Calvario, el Cordero ha vencido! ¡Y ahora Él se esta preparando a reunirse cara a cara, y para siempre, con su novia otra vez!

Jesús es el Cordero – el novio. La iglesia – sus redimidos – son Su novia. Seas hombre o mujer, eres es la novia. Esta es una imagen del amor de Jesús por ti. Y Jesús ha subido al cielo para preparar un lugar para ti, y este no es cualquier lugar, sino que es el lugar de honor en su cena– un lugar para su novia.

Jesús ha estado esperándote por mucho, mucho tiempo para estar contigo cara a cara. Los años y el pecado te han marcado. ¿Cómo te reconocerá El? ¿Cómo podrás presentarte ante El?

No tienes por que temer. El mismo te ofrece el lino fino de su propia justicia, limpio y brillante. Solo tienes que aceptar el don.

Y porque El te ama tan profundamente, y siempre te reconocerá.

Eliezer Gonzalez

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Pin It on Pinterest